Vigilancia activa de dispositivos invasivos y su impacto en IAAS

Las infecciones asociadas a la atención de salud (IAAS) son eventos que complican el cuidado de pacientes hospitalizados y que pueden resultar en un aumento del tiempo de hospitalización, mayor costo de la atención, daño de órganos, o incluso en la muerte [1-2]. Por este motivo, la vigilancia y prevención de IAAS son aspectos importantes de la calidad de la atención en salud [3].

Se ha encontrado que un dispositivo invasivo aumenta en 7 veces el riesgo de IAAS en un paciente hospitalizado [4]. Ejemplos de este tipo de dispositivos son el catéter urinario permanente, la ventilación mecánica y el catéter venoso central, el cual puede tener usos específicos, tales como nutrición parenteral total (NPT), hemodiálisis, plasmaféresis, etc. La prevención de IAAS asociadas dispositivos invasivos puede abordarse en dos frentes: 1) la técnica de inserción/remoción, o 2) el cuidado y mantención del dispositivo durante el periodo de utilización [5].

El cuidado y mantención de dispositivos invasivos juegan un rol vital en la prevención de IAAS. Para avanzar en esta dirección es necesario asegurar que las acciones de cuidado y mantención se adhieran a mejores prácticas [4,6]. Por ejemplo, existen dispositivos invasivos que deben ser reemplazados luego de un periodo determinado para reducir el riesgo de infección, en la mayoría de los casos es necesario realizar curaciones con una frecuencia determinada, etc. Y para asegurar adherencia es importante que tanto estas intervenciones como la revisión continua del dispositivo sean documentadas, incluyendo la persona que la realizó, la fecha y observaciones del procedimiento [4].

En la plataforma Lahuén es posible monitorear la revisión, cuidados y mantención de dispositivos invasivos. Al momento de instalar un dispositivo, el sistema solicita ingresar información como el tipo, tamaño, ubicación, uso específico o tratamiento, frecuencia de curación, frecuencia de cambio de circuito u otro, dependiendo del caso. Todos estos datos se encuentran estandarizados en base a mejores prácticas definidas por el hospital y son utilizados para el monitoreo centralizado de los dispositivos invasivos de todos los pacientes, incluyendo: la cantidad de días transcurridos desde la instalación, la cantidad de días con un uso específico, alertas sobre acciones de cuidado que se encuentren pendientes o atrasadas -próxima curación, rotación, cambio de circuito-, conocer el motivo de retiro de cada uno de los dispositivos -accidental, disfuncional o programado- y el número de dispositivos que tiene o ha tenido el paciente, etc.

De esta forma, hemos logrado operacionalizar prácticas que cumplan los requisitos establecidos por el programa de control de IAAS para la vigilancia activa y selectiva de dispositivos invasivos [7]. Adicionalmente, esto ha contribuido al análisis de información y a las investigaciones operativas locales para el personal responsable de la vigilancia, recomendadas por el Informe de Vigilancia de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud del Ministerio de Salud, avanzando así hacia un mejor resultado sanitario de la atención de hospitalización.

En nuestra experiencia, la tecnología puede apoyar a los profesionales clínicos en la prevención de IAAS asociadas a dispositivos invasivos. Sin embargo, para lograrlo es necesario que los sistemas incorporen conocimiento clínico experto y utilicen los registros derivados de la instalación, cuidado y mantención de los dispositivos invasivos para entregar una asistencia efectiva y oportuna al quehacer diario del cuidado del paciente.

[1] Bennett, E. E., VanBuren, J., Holubkov, R., & Bratton, S. L. (2018). Presence of Invasive Devices and Risks of Healthcare-Associated Infections and Sepsis. Journal of pediatric intensive care, 7(04), 188-195.

[2] Ayar, G., Yakut, H. I., Atmaca, Y. M., Emeksiz, S., & Parlakay, A. Ö. (2019). Evaluation of Healthcare-Acquired Infection Rates in a Pediatric Intensive Care Unit in Turkey. Journal of Pediatric Infectious Diseases, 14(05), 235-241.

[3] Sips ME, Bonten MJM, van Mourik MSM. Automated surveillance of healthcare-associated infections: state of the art. Curr Opin Infect Dis 2017;30(04):425–431

[4] Cooper, T., Tew, L., Randle, J., & Percival, S. L. (2014). Invasive Devices. In Biofilms in Infection Prevention and Control (pp. 91-126). Academic Press.

[5] Miller, M. R., Griswold, M., Harris, J. M., Yenokyan, G., Huskins, W. C., Moss, M., … & Muething, S. (2010). Decreasing PICU catheter-associated bloodstream infections: NACHRI’s quality transformation efforts. Pediatrics, 125(2), 206-213.

[6] Barton, A. (2019). The case for using a disinfecting cap for needlefree connectors. British Journal of Nursing, 28(14), S22-S27.

[7] Otaíza, F., Orsini, M., Pohlenz M., & Tarride, T. (2017). Informe de Vigilancia de Infecciones Asociadas a la Atención en Salud 2017. Ministerio de Salud de Chile.